lunes, 19 de febrero de 2018

Boletín No. 49. Febrero de 2018
Paraje El Pinar
Derechos a la vivienda digna, al territorio y al ambiente sano


Territorio de Paz, Tranquilidad y Convivencia

El pasado domingo, 11 de febrero, se verificó la primera asamblea del año de los habitantes del Paraje El Pinar, con asistencia de los delegados de los hogares que componen este sector de Fuente Clara. Los asistentes hicieron un recuento histórico de ocupación y urbanización del territorio y cómo con el paso de los años este lugar se ha convertido en un envidiable sitio de paz, tranquilidad, convivencia y tolerancia, que es necesario preservar y legar a las futuras generaciones que hoy son nuestra mayor responsabilidad. 


En primer lugar, se acordó: 1) Voto de confianza para los coordinadores actuales de la Junta Cívica y su fortalecimiento con otros integrantes en próxima reunión; 2) Voto de confianza para la Alianza Internacional de Habitantes (AIH) por su asesoría permanente desde 2014, saludo de felicitación, con foto incluida, para la Unión de Inquilinos de Italia en su 50 aniversario de logros y conquistas en favor de los inquilinos de esa gran nación y apoyo a la Campaña Mundial Cero Desalojos; 3) La Junta Cívica son todos los habitantes asistentes del sector; 4) El Paraje El Pinar se considera como una unidad abierta de viviendas privadas con zonas y servidumbres comunes para ejercicio de lúdica, recreación, cultura, deporte, eventos y encuentros comunitarios, de uso exclusivo de sus residentes, familiares e invitados; 5) Se declara El Paraje El Pinar como territorio de paz, tranquilidad, convivencia y tolerancia, donde todas las familias velan por sus bienes y derechos, por sus hijos y familias buscando armonía, desarrollo sostenible, tolerancia, solidaridad y un buen vivir; 6) Realizar esfuerzos de toda clase para que los niños y adolescentes se formen integralmente con respeto y en sana convivencia, y rechacen cualquier riesgo que los afecte negativamente, especialmente del consumo de sustancias sicoactivas, propiciándoles actividades culturales, recreativas y deportivas, extra académicas, y 7) Contribuir al fortalecimiento de las instancias de participación de madres, padres, acudientes y estudiantes y apoyar al profesorado de la Institución Educativa Camilo Mora Carrasquilla, patrimonio de la comunidad. 

En segundo lugar, se aprobó: 1) Presentar en próxima reunión general el plan de trabajo para el 2018 y
para ello se realizará una encuesta sencilla para verificar los grupos de edades de los habitantes con el fin de diseñar actividades para cada grupo, según sus intereses, que busquen el fortalecimiento de lazos familiares y sociales, apoyo a los niños y adolescentes en materia académica, cultural, recreativa y de formación en principios y valores. Se indagará con preguntas sencillas cuáles temas son del mayor interés de padres, madres, niños y jóvenes, para ser abordados grupalmente y cuáles son los principales retos que se consideran debemos trabajar en el 2018. 2) Solicitar la reposición, ampliación y renovación del parque infantil en la entrada del barrio El Porvenir y de la zona deportiva de Fuente Clara que incluya gimnasios adecuados para uso de la comunidad (Se radicaron peticiones el pasado 13 de febrero de 2018 ante la Alcaldía); 3) Solicitar la causa de suspensión de los trabajos sobre el caño La Pajarita a la entrada del barrio, pues el foso que dejó el contratista pone en riesgos a las personas (Se radicó petición ante EPM Aguas Residuales el pasado 14 de febrero de 2018 y a las 24 horas visitaron el lugar).


Marzo 8: Día Internacional de la Mujer
Congratulamos las mujeres, niñas, jóvenes y adultas del Paraje El Pinar en su memorable día clásico, que lo extendemos de corazón los 365 días del año. Abuelas, madres, esposas, compañeras, hermanas, hijas, tías, nietas, amigas, vecinas, maestras y lectoras, juegan un papel importantísimo e insustituible en el rol familiar, educativo, vecinal y comunitario.  

Mensaje del Secretario de Naciones Unidas a las mujeres del mundo:

 El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar acerca de los avances logrados, pedir más cambios y celebrar la valentía y la determinación de mujeres de a pie que ha jugado un papel clave en la historia de sus países y comunidades. Bajo el lema «Ahora es el momento: las activistas rurales y urbanas transforman la vida de las mujeres», la celebración de 2018 se sumará a un movimiento mundial sin precedentes por los derechos, la igualdad y la justicia de las mujeres. El acoso sexual, la violencia y la discriminación contra las mujeres han acaparado los titulares y el discurso público, con una creciente determinación a favor del cambio.

El 8 de marzo es también una oportunidad para reflexionar sobre cómo acelerar la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que afectan más directamente a las mujeres y a las niñas, dentro del marco de la Agenda 2030. Asimismo, se examinan los avances logrados por los gobiernos respecto a los nuevos compromisos adquiridos bajo la iniciativa «Demos el paso» de ONU Mujeres, y otros compromisos anteriores en materia de igualdad de género, empoderamiento y derechos humanos de las mujeres.  Estos son algunos de los objetivos clave de la Agenda 2030:

·         Velar por que todas las niñas y todos los niños terminen los ciclos de la enseñanza primaria y secundaria, que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad y producir resultados escolares pertinentes y eficaces.
·         Velar por que todas las niñas y todos los niños tengan acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia y a una enseñanza preescolar de calidad, a fin de que estén preparados para la enseñanza primaria.
·         Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo.
·         Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos, público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación.

Solidaridad con habitantes de La Paralela:
Comunidades desalojadas en Medellín defienden sus derechos



El caso de La Paralela es de un barrio que recibió el aviso de desalojo de 297 viviendas el 2 de agosto de 2017 para la construcción de la Línea P del Metrocable de Medellín. El Isvimed asumió el compromiso con la población de un subsidio de arriendo por tres meses y el pago del valor de su vivienda para la adquisición de otra, además de otros apoyos. Sin embargo, ese Instituto aún no se ha sentado a dialogar con quienes habitan barrio a pesar de que en diciembre se integró un Concejo Permanente de Negociación en el que se reunirían la segunda semana de enero. En estas reuniones la comunidad busca que se estipulen algunos compromisos y que se respeten los derechos que han sido vulnerados desde que comenzó este proceso.
 A pesar de todas las trabas con las que se enfrenta la comunidad para ser reubicados de forma digna y justa, el Metro ya ha establecido el 1° de marzo como la fecha en que inician las obras. Por su parte la comunidad se está organizando para llevar a cabo una demanda y acción popular para luchar por su derecho a una vivienda digna. Este resumen se tomó de:

Nuestro Comentario: Es absurdo que en una ciudad como Medellín, donde su Alcaldía se ufana de ser la más innovadora y resiliente, no tenga albergues y soluciones definitivas de vivienda para las familias que desaloja a cada momento, para abrirle paso al desarrollo inequitativo con obras públicas y renovaciones urbanas. El derecho a vivienda digna, contempla en la legislación y jurisprudencia nacional e internacional la seguridad jurídica. Debe concertarse y preverse con anticipación y antes de la orden de desahucio la absoluta necesidad de las obras que desplazan a comunidades enteras, la garantía de provisión de techo adecuado definitivo, una indemnización y compensación justas que incluyan los valores intangibles socio culturales, el arraigo, el tejido social y una asistencia legal suficiente. Debiera en La Paralela ofrecerse por lo menos el valor de una vivienda de interés social VIS y no VIP o permutar con una casa amplia de acuerdo a cada familia.
   
“Poetos”, “periodistos” y sexismo lingüístico
Por: Reinaldo Spitaletta. Resumen de: www.elespectador.com/opinion

La lengua es una manera de designar la llamada realidad y esta, en el caso de las mujeres, ha estado llena de
desajustes e injusticias. Marginadas durante muchos siglos, a algunas solo les quedaba la posibilidad de ser monjas o putas; las demás estaban destinadas al espacio doméstico, al mundo de lo privado. Desde luego, hubo discriminaciones de espanto en casos históricos como la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, en la que los de las mujeres no eran reconocidos. Por eso, la gran líder revolucionaria Olympe de Gouges publicó la Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana, en plena Revolución francesa.
El idioma tiende a simplificar la comunicación. A hacerla no solo ágil sino organizada y entendible. Algún feminismo, que no es precisamente el que ha buscado la emancipación social y política de las mujeres, sino más bien de pacotilla, se empeña en cuestionar que haya palabras como poetisa, que les parece despectivo (recuerdo al nadaísta Darío Lemos que decía: “En Colombia solo hay poetisas”), y entonces hay que decirles poeta (lo mismo en profetisa, sacerdotisa, etc. Ahora, la Iglesia tendrá que abrir los altares para que haya sacerdotas).

Las mujeres, por sus combates en la historia, por sus manifestaciones de decoro y dignidad (como las de la “mítica” huelga de señoritas de Bello, en 1920, lideradas por Betsabé Espinal), por su capacidad e inteligencia han logrado visibilizarse en todos los campos. Y cada vez se requiere mayor presencia de ellas en las ciencias, las artes, la cultura, la política. En todo.

La lengua, según su tono y uso, ha discriminado. Ejemplos abundan. El zorro es un justiciero o un tipo astuto y sagaz. La zorra, en cambio, es una buscona. Pasa igual con perro, hombre público, hombre de la vida y sus femeninos. El catálogo es enorme. El cuento es que el masculino genérico en el idioma trasciende el sexo. Ya, hoy, en vista de la visibilización de las mujeres en múltiples profesiones y oficios, se enriqueció la lengua con ingenieras, médicas, abogadas, psicólogas... Y no se necesita, por ejemplo, decir modisto, periodisto, poeto, sastra, estilisto, asistenta, docenta, en fin.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenidos sean tus comentarios siempre que tengan una fundamentación que encarne el respeto, la protección, defensa y ejercicio de derechos humanos fundamentales individuales y colectivos.