sábado, 13 de septiembre de 2014

 Campaña Cero Desalojos en Medellín: 

Llamado para la movilización de los activistas del derecho a la vivienda, a la tierra y a la ciudad de todo el mundo

TIP

La globalización neoliberal se profundiza en el mundo provocando una gran crisis civilizatoria y sus secuelas inmediatas son el desempleo, la devastación ambiental, la violencia, las guerras, el hambre, el narcotráfico, las enfermedades, las migraciones, la discriminación y los desalojos de millones de habitantes de sus viviendas y sus territorios. Además esta crisis despoja a los pueblos y comunidades de los bienes comunes, históricos y naturales para convertirlos en mercancía.

La globalización lo ha cambiado todo: declina la soberanía de los Estados y la autoridad de las Naciones Unidas, desaparece la capacidad para enfrentar las reglas del mercado, se anula nuestra posibilidad de autonomía cultural y la estabilidad de todas nuestras identidades está seriamente amenazada.

Sin embargo los pueblos, comunidades y organizaciones sociales del mundo resisten y crean responsablemente formas organizativas para tejer la esperanza desde los territorios. Para revertir la situación adversa que se vive en nuestros países decidimos realizar el Foro Social Urbano Alternativo y Popular en la ciudad de Medellín, Colombia y acordamos convocar, durante todo el mes de octubre de 2014, a las “Jornadas Mundiales Cero Desalojos”.

Las Jornadas Mundiales Cero Desalojos requieren que despleguemos la creatividad combativa que derive en grandes movilizaciones unitarias para visibilizar nuestra demanda y exigencia a los gobiernos y a las Naciones Unidas para que respeten y apoyen nuestros derechos a la vivienda, a la tierra y a la ciudad, fundamentados en la vida en un ambiente sano y en paz, a la igualdad, a la equidad, a la democracia. Y para que nadie toque a nuestros activistas !

Hacemos un llamado para constituir Comités de coordinación unitarios de las Jornadas de lucha de octubre 
para movernos unidos y solidarios en África, Asia, América Latina y del Norte, Europa.
La creatividad se expresará en formas múltiples y variadas de foros regionales o nacionales, carnavales, recitales, mítines, acampadas, marchas, plantones, ocupaciones, ruedas de prensa, encuentros, intercambio de experiencias.

Construyendo  juntos el éxito de las Jornadas Mundiales, es  la mejor manera para fortalecer las luchas locales y sus impactos en las políticas de tierra y vivienda, gracias la solidaridad global.
Nuestro gran magma creativo será capaz de ir concretando la senda societal del buen vivir, en plena armonía con la naturaleza.

Porque los habitantes del mundo tenemos pasión y talento para construir otro mudo posible los convocamos a participar en las Jornadas Mundiales Cero Desalojos.
Asimismo organizaremos a ruta de la Vía Urbana y Comunitaria, espacio común de las organizaciones de los habitantes rumbo a la Asamblea Mundial de Habitantes (FSM marzo 2015) y la alternativa a la Cumbre de la ONU Hábitat III en 2016.

“El pueblo unido, jamás será vencido”
“Unidos todos: venceremos, porque si no, nos jodemos”

Por qué se calienta tanto Medellín

Medellín y el Aburrá se calientan con celeridad: a un ritmo tres veces mayor al del planeta. El calor agobia en días soleados. Crecimiento urbanístico sin compensación verde, gran causa.POR RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ | Publicado el 15 de septiembre de 2014.
Ver en: www.elcolombiano.com


Campaña Cero Desalojos en Medellín:
La defensa del barrio es un factor fundamental en cualquier nueva propuesta del POT


"En el mismo sentido, es necesario hacer un llamado sobre el papel del barrio en los nuevos postulados del ordenamiento territorial. Es decir, cuándo se habla del barrio en la actual propuesta POT, ¿de qué se habla?. Porque, pese a más de cuarenta años de actividad urbanizadora que introdujo la unidad cerrada, el condominio y otras particulares formas habitacionales encerradas y aisladas de lo público y la vida urbana, el barrio sigue siendo el fundamento de la ciudad. El barrio es memoria y patrimonio, el territorio y la habitabilidad que estructura la cultura urbana. Por ello, las nuevas políticas de ordenamiento territorial deben entonces centrarse en su defensa y en su cualificación.
Pero el barrio se ve amenazado no solo por la actual actividad constructora que avanza irremediablemente en el cambio de escala, de sus dinámicas y de su morfología, sino que se ve amenazada por propuestas que de manera eufemística lo consideran como una de las cuatro “unidades básicas de ordenamiento territorial”, pero cuya aplicación traería consecuencias negativas al desestructurar el barrio, sus tejidos, relaciones de cotidianidad, sitios de encuentro, entre otras consecuencias, para darle vía libre a la construcción de grandes edificios, con nuevas poblaciones ajenas a esa cotidianidad, aumentando su densificación y multiplicando sus problemas, desde la propia movilidad hasta la dotación de infraestructura.
Por lo mismo, cualquier propuesta que se haga alrededor del barrio, debe ser consultada con la propia comunidad y debe apuntar, desde una perspectiva de Mejoramiento Integral Barrial, a su cualificación y permanencia en el territorio. La defensa del barrio es un factor fundamental en cualquier nueva propuesta del POT." (Tomado de: DECLARACIÓN DIÁLOGOS CRUZANDO EL CAMPO Y LA CIUDAD EN MEDELLÍN. Por el derecho a la ciudad, la defensa de nuestros territorios y la VIDA digna.


Campaña Cero Desalojos:
La solidaridad internacional, un arma para construir dignidad y seguridad habitacional
Autores corporativos:
Alianza Internacional de Habitantes (autoría; canal)

   Descripción    Clasificación    Relacionados   

Entradilla:
Mil millones de personas en todo el mundo sufren actualmente por la inseguridad habitacional provocada por grandes inversiones del capital financiero e inmobiliario, discriminaciones sociales, económicas y raciales, guerras, desastres naturales. Esta cantidad de sin techo y mal alojados, en lugar de disminuir en 100 millones para el 2015, como establece el Objetivo nº 7 de las Metas del Milenio, está destinada a crecer en otros 700 millones para el 2020.
Introducción/Descripción:
La principal causa: la problemática urbana está sometida a las reglas neoliberales dictadas por el FMI y por el Banco Mundial que imponen recortes en las políticas sociales y privatizaciones en el sector.

Para afrontar esta situación dramática la Alianza Internacional de Habitantes lanzó la Campaña Cero Desalojos durante el 4º FSM (Mumbai, enero de 2004), proponiendo movilizar la solidaridad internacional, partiendo de los habitantes directamente interesados, para devolver la esperanza de la dignidad y de la seguridad habitacional utilizando todos los instrumentos necesarios.

El objetivo es: derecho a la vivienda para todos, ninguna persona debe ser desalojada. Si el traslado es necesario precedentemente se deben encontrar soluciones habitacionales dignas, seguras y acordadas con los habitantes afectados. Esto significa que se debe respetar el art. 11 del Pacto Internacional sobre los Derechos Económicos Sociales y Culturales , especialmente en lo referido a los Comentarios Generales nº 4 y 7 sobre los Derechos del Comité de la ONU.

Para alcanzar este objetivo la AIH propuso la construcción de un espacio común de todos los movimientos sociales urbanos para unificar las iniciativas locales, nacionales e internacionales. Al mismo tiempo, invitó a sostener esta campaña a las ong, las redes que se ocupan del derecho a la vivienda, las instituciones y los sistemas de las Naciones Unidas.

Esta también es la base de la actividad de los representantes de la AIH en el UN-Advisory Group on Forced Evictions (AGFE).


Cómo

La campaña Cero Desalojos se articula en varios niveles, determinados por el grado de adhesión y de movilización de las organizaciones involucradas localmente y por la gravedad del caso afrontado:
  • Sistema de alerta de las violaciones del derecho a la vivienda
  • Llamados a la solidaridad internacional
  • Propuesta de misiones exploratorias y de conciliación de UN-AGFE
  • Apoyo para el intercambio de experiencias de prácticas provechosas de las asociaciones de habitantes, poderes locales, y otros sujetos para evitar desalojos.
  • Apoyo para la redacción y el monitoreo de planes de acción local, nacional e internacional para la seguridad habitacional.

Dónde

Actualmente la Campaña Cero Desalojos está activa en:
  • Nairobi (Kenya) : 300.000 personas están amenazadas de desalojo por las inversiones de infraestructura (autopistas, líneas ferroviarias y eléctricas). La campaña W Nairobi W! se desarrolló a nivel local (movilizaciones, recursos legales, encuentros) e internacional (gracias a una página web especial se enviaron alrededor de 10.000 e-mail a todas las instituciones involucradas). La campaña bloqueó los desalojos. Ahora se activó el debate sobre la reforma urbana y la seguridad habitacional, que debería estar financiada por un Fondo Popular para la Tierra y la Vivienda para canalizar los recursos de una parte de la deuda externa condonada de Kenya.
  • República Dominicana: 1 millón de personas están amenazadas de desalojo por las especulaciones edilicias para terrenos en los que viven sin un título de propiedad. La campaña fue lanzada durante la Jornada mundial Cero Desalojos 2004; involucró a las asociaciones de base y a la provincia de S. Domingo y cuenta con el apoyo del gobierno de los Países Vascos. La campaña bloqueó una parte de los desalojos y favoreció la convocatoria de una mesa de diálogo y concertación. También en este caso se discute sobre el Fondo Popular para la Tierra y la Vivienda. UN-AGFE organizó una misión exploratoria y conciliatoria (marzo de 2005)
  • Italia: 600.000 personas están amenazadas de desalojos arrendaticios provocados por la morosidad y por el arrendamiento terminado. La movilización se desarrolló con iniciativas de resistencia a los desalojos, iniciativas parlamentarias y presentación de dossier a las Naciones Unidas. La campaña obtuvo un severo reclamo al Gobierno por parte del Comité de los Derechos de la ONU, mientras UN-AGFE organizó la primera misiónque jamás se haya realizado en un país del G7 (febrero de 2005).
  • Francia: 500.000 personas están amenazadas de desalojos arrendaticios provocados por la morosidad. En la campaña hubo iniciativas de resistencia a los desalojos, ocupaciones de viviendas y oposiciones a las demoliciones de los HLM (viviendas de renta limitada). Paralelamente, unos treinta municipios declararon sus propios territorios "libres de desalojos" en el 2004. La campaña obligó al gobierno a introducir una norma para la transformación de una parte de los desalojos en nuevos contratos, sosteniendo la aprobación de un plan-shock de 500.000 casas populares en 5 años.

Además la AIH envió mensajes de solidaridad anti-desalojo: Lima (Perú), New Delhi (India), Karachi (Pakistan), Manila (Filipinas), Beijing (China), Quilombo (Brasil), Territorios Ocupados (Palestina), Nagoya (Japón), Bishkek (Kyrgyzstan), Barcelona (España).


La propuesta del Fondo Popular para la Tierra y la Vivienda

Generalmente los desalojos se producen por grandes inversiones en rutas, líneas ferroviarias, centros de servicios, turismo, shopping, etc. financiadas por los países ricos, el FMI o el Banco Mundial en los países pobres. Raramente se trata de necesidades primarias de las poblaciones locales, y suelen ser un medio de pago de la deuda externa. Y, en casi todos los casos, los países pobres rechazan las negociaciones con las asociaciones de habitantes para la reubicación acordada de las personas sujetas a desalojo porque declaran que no cuentan con los recursos necesarios. En realidad destinan esos recursos al pago de la deuda externa.

Considerando que la deuda externa es ilegítima, injusta e impagable, mientras los gobiernos tienen la obligación de pagar la deuda social, durante el FSA (julio de 2004) la AIH presentó al movimiento anti-deuda y a Via Campesina la propuesta de constituir los Fondos Populares para la Tierra y la Vivienda. Se trata de Fondos, controlados por las asociaciones de habitantes y por las autoridades locales, para dirigir, particularmente, los recursos de la deuda externa cancelada para financiar políticas habitacionales y urbanas públicas.

Esta propuesta fue aceptada por la Asamblea de los Movimientos Sociales Urbanos del FSM 2005 y entró en el debate de los movimientos que reivindican la cancelación de la deuda por parte del G8 (Edimburgo, julio de 2005) .


La propuesta de los "territorios libres de desalojos"

Las administraciones locales están en primera línea para afrontar las consecuencias negativas de los desalojos, ya que generalmente no cuentan con los instrumentos normativos y financieros para ofrecer respuestas satisfactorias a los ciudadanos afectados.


Considerando que es necesario sanar las violaciones del art. 11 PIDESC aunque esto significa contrastar la normativa nacional, unas treinta administraciones comunales francesas, coordinadas por la comuna de Bobigny, declararon sus territorios "zonas libres de desalojos" en el 2004 . Las ordenanzas desencadenaron un duro conflicto con el poder estatal central, pero, al mismo tiempo, ofrecieron un importante margen institucional a los movimientos antidesalojo, logrando obtener algunos resultados.

No obstante la suspensión de las ordenanzas por parte de los tribunales administrativos, los gobiernos municipales continuaron sosteniendo la batalla con otras iniciativas, como aquella victoriosa contra el corte del suministro de agua a los morosos.

Al mismo tiempo, la propuesta de los "territorios libres de desalojos" fue aprobada también en Italia, donde Roma fue la primera ciudad declarada "desalojos cero" .

Contra las privatizaciones, para reactivar los servicios públicos La ola neoliberal intenta privatizar los servicios públicos (agua, energía, comunicaciones) y, particularmente, el sector de la vivienda social, considerados la nueva frontera de la ganancia.

En África, Asia y América Latina está operando la ofensiva, conducida por el FMI y el Banco Mundial, que quiere imponer las privatizaciones como condición para la concesión de los préstamos, o sea para emplazar el capital financiero liberado por la crisis de la bolsa.

Si la Unión Europea aprobara la Directiva Bolkestein sobre la liberalización de los servicios, alrededor de 18 millones de familias que actualmente viven en casas populares pasarían a un régimen privado. En los Estados Unidos , los recortes en el sector habitacional social, determinados por los gastos de guerra, aumentan la precariedad habitacional de las clases populares. En los países de la ex Este, Federación Rusa incluida, las reformas en el sector hacen conocer a los inquilinos por primera vez el drama de los desalojos.

Por lo tanto existe una conexión estrecha entre las privatizaciones y el aumento de la inseguridad habitacional, percibida por las organizaciones de habitantes en varios países, que por eso organizan iniciativas de lucha locales y nacionales.

Dado que se trata de afrontar políticas determinadas por la globalización neoliberal, la AIH está promoviendo la constitución de coordinaciones continentales anti-privatizaciones y para reactivar la edilicia habitacional pública, como en el caso del Foro Social Europeo (Londres, octubre de 2004).

¡TÚ TAMBIÉN EN LA RED DE LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL POR LA SEGURIDAD HABITACIONAL!
¡QUE TU CIUDAD TAMBIÉN SE CONVIERTA EN ZONA LIBRE DE DESALOJOS!
¡CONSTITUYE LOS FONDOS POPULARES PARA LA TIERRA Y LA VIVIENDA!
¡LUCHA CONTRA LAS PRIVATIZACIONES DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS!
¡ADHIERE A LA CAMPAÑA CERO DESALOJOS! info@habitants.org
URL:
http://es.habitants.org/article/articleview/1455/1/166/
Publicado en:
Gloobalhoy nº6
Secciones GloobalHoy:
033- Hábitat-vivienda
webmaster@gloobal.net

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenidos sean tus comentarios siempre que tengan una fundamentación que encarne el respeto, la protección, defensa y ejercicio de derechos humanos fundamentales individuales y colectivos.