sábado, 10 de diciembre de 2016

Editorial Boletín No. 43, Noviembre de 2016

La globalización de las luchas de los habitantes

Con este número mostramos la globalización de las luchas sociales de los habitantes del mundo por un mejor vivir y la presencia de delegados de dos barrios de la Comuna 7 Robledo en ámbitos internacionales, como el desarrollado en la hermosa ciudad de Quito, Ecuador, en el marco del Foro Social Alternativo paralelo a la III Conferencia Mundial de ONU-HABITAT y cómo coinciden los pobladores en sus preocupaciones por hacer respetar el arraigo, la permanencia en los lugares ancestrales y de habitación y por el futuro del planeta.

También mostramos situaciones de las comunidades de la Comuna 7 de Medellín y distintas acciones en procura del mejoramiento de sus condiciones de vida y de hábitat. En la medida del espacio y las posibilidades, incluiremos, basados en los aportes de los colaboradores, hechos positivos, riesgos, jornadas institucionales en ese camino, desde el punto de vista de los habitantes. Le haremos eco a la voz de quienes viven la ciudad y de quienes no tienen voz preponderante en los grandes medios, ahora de la mano de un operador de reconocida y amplia trayectoria en magnificar los pequeños procesos sociales de las comunidades en procura de la solución de los problemas más acuciantes que las aquejan y la voluntad de la administración local, a través del Presupuesto Participativo, de apoyar los medios alternativos comunitarios con autonomía e independencia.


Los derechos a la vivienda, al hábitat, al territorio, la defensa del medio ambiente y la concientización  sobre los factores que inciden en mayor medida sobre el vertiginoso cambio climático que afronta la humanidad entera y por supuesto los medellinenses con el exacerbado calentamiento local que padecemos, son prioritarios para que actuemos a tiempo y mancomunadamente, pues nuestra única casa, el planeta Tierra, está en verdadero peligro.

FORO SOCIAL ALTERNATIVO RESISTENCIAS3
Paralelo A ONU-HABITAT III (Quito, Ecuador)

Por: Carlos Arturo Cadavid Valderrama

La Declaración Final aprobada por los asistentes al Foro Social Alternativo paralelo a ONU-HABITAT III en la asamblea concluyente del jueves 20 de Octubre pasado en la Universidad Central del Ecuador, en Quito, resume el llamado mundial de los habitantes del planeta a un mejor vivir para las nuevas generaciones. Se contó con la participación de centenares de personas de las delegaciones de movimientos sociales, populares, de habitantes, ONGs y personalidades de los cinco continentes, representando 35 países.

Se destacó la activa participación de los movimientos indígenas, ambientalistas y sindicalistas de Ecuador, y de los delegados de la Alianza Internacional de Habitantes (AIH) y la Coalición Internacional del Hábitat (HIC) de Norteamérica, México, Guatemala, República Dominicana, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Brasil, Argentina, España, Francia, Bélgica, Alemania, Italia, Túnez, Kenia, Zimbawe, Congo, India, Taiwan, Corea del Sur, entre otros, que lograron combinar solidaria y exitosamente la experiencia de los mayores con la pujanza de la juventud.Se desarrollaron cerca de 100 eventos en los predios del campus universitario, recalcando los concernientes al derecho a la ciudad y al hábitat, la resistencia social frente a los desalojos y los procesos de renovación urbana que benefician exclusivamente al sector inmobiliario, constructor y financiero;  el desarraigo de las poblaciones afectadas, la defensa del medio ambiente contra el cambio climático y la responsabilidad de los países industrializados en la debacle planetaria que se avecina por la descontrolada emisión de gases de efecto invernadero, la sobre explotación de los recursos naturales, la expansión desaforada del urbanismo, el crecimiento ilimitado de las ciudades y la criminal deforestación de bosques, así como la crítica a las escasas y lentas políticas públicas de mitigación y adaptación que se propalan a los cuatro vientos. 

Se señalaron en los debates cómo la  nueva agenda urbana para los próximos 20 años, acordada de antemano sin la participación plena de las comunidades del mundo y firmada por los voceros de los gobiernos con asiento en las Naciones Unidas participantes en la III Conferencia Mundial de ONU-HABITAT, representa un enfoque financiero y comercial que no resuelve los graves problemas de la humanidad en materia de vivienda digna, desarraigo, hábitat, degradación del ambiente y del aire, carencia de alimentación adecuada, trabajo decente, incremento exponencial de las migraciones y peligro de guerras por doquier aupadas por las grandes potencias.

La propuesta oficial enfatiza que el único modo de vida son las ciudades, reformadas a la manera excluyente del gran capital, cuando la verdad es que el modelo imperante de negocio asignado al hábitat urbano beneficia una plutocracia cínica, y es la causa de la insostenibilidad que tenemos ahora en todo el mundo con sus secuelas de inequidad, discriminación y pobreza. Se relega el campo y la ruralidad a un segundo plano, se insiste en las falacias de la llamada resiliencia (volver a empezar, borrón y cuenta nueva), para que no se discuta la responsabilidad y se adopten las medidas radicales que pide la comunidad y los científicos a nivel mundial para impedir la continuación de semejante modelo económico depredador e irresponsable con la vida actual y futura del planeta.

Los eventos finalizaron con actos culturales de afianzamiento de la gran hermandad y solidaridad que debemos tener los habitantes del mundo para luchar y legarle un mundo mejor a las futuras generaciones.

Por su importancia para las comunidades colombianas, para el movimiento sindical y los trabajadores, transcribimos a continuación el texto íntegro del documento final construido y suscrito por los participantes al foro alternativo de Quito, Ecuador, realizado en la Universidad Central del Ecuador, los días 17 al 20 de octubre del 2016.
Declaración por la Defensa de Nuestros Territorios
Quito, Ecuador. Octubre 20 el 2016 
La especulación a ultranza, fundamento de la nueva economía global, tiene en las ciudades su motor de crecimiento. Los procesos de urbanización se presentan como inevitables y las agendas oficiales se fundamentan en esto para enmascarar cómo las ciudades se han convertido en mercancía, objetos de deseo para la acumulación de capital. Esto nos ha conducido a ciudades más segregadas e inequitativas, reproduciéndose la violencia sistemática de un sistema patriarcal, racista y xenófobo. En este modelo, el acceso a los servicios se ha convertido más en un privilegio que en un derecho.
Al mismo tiempo se olvida el campo y con ello a la mitad de la población del mundo que vive en él, negando a sus habitantes la posibilidad de planificar y gestionar sus territorios a través de un control directo sobre el mercado financiero e inmobiliario. Las fronteras entre mundo urbano y rural se hacen más borrosas y se coloca sobre el tablero el conflicto creciente que existe en los territorios, entre quienes utilizan todo su poder para apropiarse de ellos y hacer negocio, y quienes resisten a esta expropiación y pugnan por preservar sus derechos. El crecimiento sostenido que plantea el modelo de urbanización imperante no sólo genera tremendas desigualdades en la ciudad sino que, a través de su proyecto civilizatorio, se apropia los territorios de otras comunidades y pueblos. Sus principales víctimas son los pueblos originarios, los campesinos, pastores y demás poblaciones afectadas por mega proyectos, grandes carreteras y actividades extractivas, entre otras muchas.

Los desplazamientos de poblaciones y las crisis migratorias son cada vez más graves. Exacerbados por el cambio climático actual y las guerras por los recursos promovidas por Estados y empresas transnacionales, promotoras del modelo de desarrollo vigente, trae consigo fenómenos climatológicos que afectan al conjunto del planeta con graves consecuencias para la naturaleza, los seres vivos y para la población en general, sobre todo para los más vulnerados. Desde las voces en resistencia, defendemos una interrelación entre los diferentes territorios que no esté fundamentada en la homogenización cultural, la subordinación, la exclusión y la dependencia. Para ello, es necesario cambiar el modelo de producción-consumo, revitalizando los mercados de proximidad y fomentando la soberanía alimentaria.

El modelo actual de urbanización es la manifestación del sistema capitalista, forma de desarrollo excluyente y depredador que solo beneficia al 1% de la población mundial. Ante esto es necesario coordinar las luchas por la defensa de los territorios con un enfoque integral del hábitat, luchando contra el embate neoliberal, contra los desalojos y los despojos, reivindicando: derechos humanos, derecho a la tierra, al agua, a la vivienda, a la ciudad y a la no ciudad, así como la función social de la propiedad y la producción social del hábitat.Desde Resistencia Hábitat 3, defendemos territorios para el disfrute de todas y todos en donde tengamos la oportunidad de participar en verdaderos procesos democráticos en la toma de decisiones, desde la escala barrial a la escala nacional e internacional.

Mientras lo que se ha denominado “Nueva Agenda Urbana” de ONU-Hábitat ha sido elaborada en un bunker militarizado a espaldas de la gente, nosotros, pueblos, comunidades y habitantes, provenientes de 35 países del mundo, hacemos un llamamiento por el derecho a decidir con plena autonomía y desde la diversidad de género, etnia, cultura y proveniencia, desde los cuidados compartidos y la soberanía de nuestros cuerpos. Nosotros, los invisibles, el 99 por ciento de personas que habitamos este planeta, alzamos nuestras voces en contra de la exclusión, los desalojos y la criminalización de la protesta, exigiendo reconocimiento y respeto por las múltiples formas de habitar. Desde la mitad del mundo, avanzamos en la construcción de una Agenda Integral Hábitat por y para los habitantes, fortaleciendo las iniciativas populares como el Tribunal contra los Desalojos, y promoviendo la confluencia de los movimientos sociales en la defensa de nuestros territorios. 

Conclusiones:
 Tercer Encuentro Mundial de Movimientos Sociales
con el Papa Francisco
Por: Carlos Arturo Cadavid Valderrama

El III Encuentro Mundial de Movimientos Populares (EMMP) se realizó del 2 al 5  de noviembre de 2016 en Roma y la Ciudad del Vaticano. El I y el II, fueron realizados en octubre de 2014 en la ciudad de Roma (Italia) y en julio de 2015 en la ciudad de Santa Cruz de La Sierra (Bolivia), respectivamente. Este nuevo Encuentro fue una iniciativa conjunta del Consejo Pontificio de Justicia y Paz y las organizaciones populares que impulsaron este espacio global, incluida la AIH.
Cerca de 200 representantes de los movimientos sociales del mundo  plasmaron sus experiencias de organización de base, de brega por el bienestar de las comunidades y de defensa de sus derechos. El último día en audiencia pública fueron escuchados por el Papa Francisco, quien manifestó su plena solidaridad y apoyo a las conclusiones e hizo un llamamiento orbital por los derechos de los pobladores.
Los objetivos desarrollados en este importante tercer encuentro con el Papa Francisco, fueron los siguientes:
·         Promover el protagonismo de los excluidos en su lucha por las Tres T (tierra, techo y trabajo).
·         Contribuir a la construcción de los cambios estructurales que el mundo necesita, apoyados en las propuestas que el Papa Francisco enuncia en la Evangelii Gaudium y la Laudatosi.
·         Ayudar a las organizaciones populares a coordinar acciones a nivel regional e internacional.
·         Fortalecer el diálogo y la cooperación entre la Iglesia (a nivel nacional, regional y global) y las organizaciones populares.

La Junta Cívica Paraje El Pinar (Fuente Clara-Robledo) y la Junta de Acción Comunal del Barrio La Cascada y demás organizaciones adherentes, fueron representadas por una delegación de la Alianza Internacional de Habitantes, compuesta por los compañeros: Cesare Ottolini (Italia), Soha Bem Slama (Túnez), Guillermo Rodríguez (México), Margarita Valenzuela (Guatemala) y Eduardo Cardoso (Brasil), quienes lograron incentivar la necesidad de apoyar la campaña internacional CERO DESALOJOS en el mundo y la defensa del hábitat, el territorio, la vivienda digna y un planeta justo para un mejor vivir.
El III Encuentro Mundial de los Movimientos Populares concluyó con un diálogo con el papa Francisco, en la sala Paolo VI de Ciudad del Vaticano.
Palabras del Papa Francisco a los movimientos sociales

Desplazados-Refugiados.
“Sé que dedicaron una jornada al drama de los migrantes, refugiados y desplazados. ¿Qué hacer frente a esta tragedia? En el nuevo Dicasterio [del Desarrollo Humano Integral] que tiene a su cargo el Cardenal Turkson hay un departamento para la atención de esas situaciones. Decidí que, al menos por un tiempo, ese departamento dependa directamente del Pontífice, porque aquí hay una situación oprobiosa, que sólo puedo describir con una palabra que me salió espontáneamente en Lampedusa: vergüenza”.
La persona desplazada por la tiranía del dinero.
“¿Qué le pasa al mundo de hoy que, cuando se produce la bancarrota de un banco de inmediato aparecen sumas escandalosas para salvarlo, pero cuando se produce esta bancarrota de la humanidad no hay casi ni una milésima parte para salvar a esos hermanos que sufren tanto? Y así el Mediterráneo se ha convertido en un cementerio, y no sólo el Mediterráneo… tantos cementerios junto a los muros, muros manchados de sangre inocente. Durante los días de este encuentro, lo decían en el vídeo: ¿Cuántos murieron en el Mediterráneo?”
Crisis de la democracia y legitimidad.
“Dar el ejemplo y reclamar es una forma de meterse en política y esto me lleva al segundo eje que debatieron en su Encuentro: la relación entre pueblo y democracia. Una relación que debería ser natural y fluida pero que corre el peligro de desdibujarse hasta ser irreconocible. La brecha entre los pueblos y nuestras formas actuales de democracia se agranda cada vez más como consecuencia del enorme poder de los grupos económicos y mediáticos que parecieran dominarlas. Los movimientos populares, lo sé, no son partidos políticos y déjenme decirles que, en gran medida, en eso radica su riqueza, porque expresan una forma distinta, dinámica y vital de participación social en la vida pública”.
“Ustedes, las organizaciones de los excluidos y tantas organizaciones de otros sectores de la sociedad, están llamados a revitalizar, a refundar las democracias que pasan por una verdadera crisis. No caigan en la tentación del corsé que los reduce a actores secundarios, o peor, a meros administradores de la miseria existente”.
La humildad, el servicio, la solidaridad, el modo de vivir… el valor del ejemplo.
“A cualquier persona que tenga demasiado apego por las cosas materiales o por el espejo, a quien le gusta el dinero, los banquetes exuberantes, las mansiones suntuosas, los trajes refinados, los autos de lujo, le aconsejaría que se fije qué está pasando en su corazón y rece para que Dios lo libere de esas ataduras. Pero, parafraseando al exPresidente latinoamericano que está por acá [en referencia a Pepe Mújica], el que tenga afición por todas esas cosas, por favor, no se meta en política, que no se meta en una organización social o en un movimiento popular, porque va a hacer mucho daño a sí mismo, al prójimo y va a manchar la noble causa que enarbola. Tampoco que se meta en el seminario”.
“Frente a la tentación de la corrupción, no hay mejor antídoto que la austeridad; esa austeridad moral y personal. Y practicar la austeridad es, además, predicar con el ejemplo. Les pido que no subestimen el valor del ejemplo porque tiene más fuerza que mil palabras, que mil volantes, que mil likes, que mil retweets, que mil videos de youtube. El ejemplo de una vida austera al servicio del prójimo es la mejor forma de promover el bien común y el proyecto-puente de las 3-T. Les pido a los dirigentes que no se cansen de practicar esa austeridad moral, personal, y les pido a todos que exijan a los dirigentes esa austeridad, la cual –por otra parte– los va a hacer muy felices”.
“Quisiera, para finalizar, pedirles que sigan enfrentando el miedo con una vida de servicio, solidaridad y humildad en favor de los pueblos y en especial de los que más sufren. Se van a equivocar muchas veces, todos nos equivocamos, pero si perseveramos en este camino, más temprano que tarde, vamos a ver los frutos. E insisto, contra el terror, el mejor antídoto es el amor”.(Resumen de Prensa tomado de: http://movimientospopulares.org/).

LA VOZ DE LOS HABITANTES DE LA CASCADA SE GLOBALIZA

Por: María Isabel Muñoz Sepúlveda


Fue muy gratificante poder estar en Quito y participar en el foro alternativo, presentando el caso de nuestro sector La Cascada (video y taller). Representantes de organizaciones de base, civiles, sociales y activistas ambientales de 35 países del mundo,  nos escucharon y  a la vez compartieron sus historias desgarradoras  y tristes, narraron que no son escuchadas por los gobiernos de sus países por considerar que son minorías. Sus voces, dijeron, no hacen eco ante la imposición del gran capital pero sí ante la audiencia y la solidaridad internacional de los habitantes asistentes al evento.


 

Se mostró la manera inhumana en que se producen los desalojos y el desplazamiento de las comunidades menos favorecidas en todo el planeta, para construir obras de gran envergadura, carreteras, complejos turísticos y edificios, tras la “renovación urbana”, sin tener en cuenta la voz de las comunidades, el arraigo, el tejido social, el derecho a la permanencia, la protección a moradores y la construcción colectiva, de manera que puedan alcanzar una vivienda digna para no ser lanzados hacia las periferias, sufriendo las consecuencias de la “gentrificación” (colonización urbana por los grandes urbanizadores) y el desarrollo interurbano que para nada les mejora la calidad de vida. 

En conclusión, el caso de La Cascada, generó muchas inquietudes y preguntas, para los participantes, quienes afirmaron que es una situación en común que muchas comunidades de todos los países y ciudades del mundo están soportando hace muchos años, incluso ha cobrado vidas, desplazamientos y desalojos por defender el derecho a las ciudades, a la tierra y a la ruralidad.

Nuestro caso será multiplicado por los asistentes. Nuestra organización comunal y la Junta Cívica, se vieron  como un ejemplo de lucha y organización para que las voces de los habitantes a través de la unión hagan eco ante los gobiernos.

Ejemplo de unidad de los habitantes del barrio La Cascada se difunde por el mundo

La Fundación Witness preparó y puso en circulación en las redes un video sobre la situación de los habitantes del barrio La Cascada y los desalojos, desde el 2014. Esta producción audiovisual comunitaria fue la que se expuso ante las comunidades internacionales y ecuatorianas, en dos oportunidades y dentro de los 100 eventos multiculturales, académicos y pedagógicos realizados en el marco del Foro Social Alternativo en Quito, Ecuador, con motivo de la III Conferencia Mundial de ONU-HABITAT, durante los días 17 al 20 de Octubre pasado.Participamos dos delegados de la Junta Cívica Paraje El Pinar (Fuente Clara) y JAC La Cascada.

Este caso emblemático por su unidad, claridad y solidaridad, fue expuesto en las Facultades de Artes y de Arquitectura de la Universidad Central del Ecuador, gracias al apoyo de la Alianza Internacional de Habitantes y del comité ecuatoriano responsables del evento.
Para terminar hablemos un poco de la denominada “Nueva Agenda Urbana” de ONU- Hábitat, con sus conclusiones de ciudades inclusivas, resilientes, seguras, sostenibles, participativas y compactas.

La Nueva Agenda Urbana nace con el objetivo de ser la herramienta más importante de la comunidad internacional para alcanzar el desarrollo urbano sostenible en la próxima década.

Según la meta es alcanzar “Ciudades sin asentamientos informales”, erradicar la pobreza y garantizar la sustentabilidad Ambiental. Además han realizados encuentros de gran importancia acerca del desarrollo sustentable y donde se pretende que para el año 2050 el 70 por ciento de la población mundial estará viviendo en Ciudades donde se recalcó los desafíos relativos al desarrollo inherentes a una rápida urbanización.

Además se pretende crear un refuerzo vinculante entre Urbanización y Desarrollo sustentables, lo cual se traduce en mejores resultados de uso de la tierra.

¿Dónde quedan las ciudades incluyentes y se tienen en cuenta las voces de las comunidades más vulnerables, de los pueblos originarios y los barrios hechos a pulso, que bien o mal han aportado al desarrollo de grandes ciudades? ¿Dónde queda la ruralidad y qué va a pasar con los campesinos que toda una vida permanecieron en sus tierras produciendo para sostener a ciudades enteras con sus productos? ¿Será que la ciudad les garantizará mejor calidad de vida y viviendas dignas, ambiente sano y sin contaminación o se convertirán en personas resilientes capaces de soportar todas las adversidades y consecuencias del urbanismo y todo el sufrimiento que conllevan los desalojos y desplazamientos forzados?

Lo más importante es seguir fortaleciendo iniciativas populares y movimientos sociales en la defensa de nuestros territorios, el derecho a la ciudad el hábitat y por la inclusión en la construcción de las mismas.



ÁREAS DE INTERVENCIÓN ESTRATÉGICA – TRANSVERSALIDADES  IGUANA - SANTA ELENA, LEY 388 DE 1997,  POT ACUERDO 48 DEL 2014
Talleres comunitarios en la Comuna 7
Por: María Isabel Muñoz Sepúlveda
El objeto de la ley 388 de 1992 es el establecimiento de mecanismos que permitan al municipio el ordenamiento del territorio y la utilización  del suelo, mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes, la distribución equitativa de las cargas y los beneficios, urbanismo, entre otros.
La Empresa de Desarrollo Urbano (EDU) es la encargada de la planificación colectiva del territorio y de recolectar los insumos contando con la participación de los ciudadanos, líderes, organizaciones comunitarias y sociales, ya que somos los primeros en conocer nuestros territorios, las problemáticas más relevantes y las formas de habitar estos entornos, además de garantizarnos la equidad territorial y el derecho a la ciudad.
En este sentido viene compartiendo los Macroproyectos de las Transversalidades Santa Elena y La Iguana y hacen parte del POT (Áreas que están situadas entre los ámbitos Borde y Río de los conjuntos montañosos centro-occidental y centro-oriental de Medellín y corresponden a las franjas conformadas por el curso y los márgenes de las quebradas que llevan sus nombres y sus áreas adyacentes).
Durante los encuentros realizados este semestre se establecieron diálogos de saberes y una construcción colectiva del área de influencia de la Cuenca la Iguaná, esperando que todos los aportes sean tenidos en cuenta por parte de la institucionalidad.
Fuimos muy enfáticos en la defensa de nuestro territorio dejando claro de que no estamos en contra del desarrollo y por el contrario queremos aportar para materializarlo, pero debemos tener en cuenta el principio rector que es la protección a moradores, sumándole  el derecho a la permanencia, el respeto por el tejido social, los lazos vecinales, el arraigo social, cultural y demás intangibles que hoy no se valoran, el mejoramiento integral de barrios, el reasentamiento en sitio, las plusvalías generadas por las comunidades, la protección del medio ambiente y las diferentes especies que habitan en nuestro entorno, entre otros. Debe garantizarse que la renovación urbana no desplazará a las comunidades hacia otros lugares, evitando la enajenación forzosa y voluntaria, la expropiación y los desalojos. 
La participación de las comunidades en estos eventos no busca ser “conejito de laboratorio” sino aportar a las soluciones colectivas. Líderes de la zona manifestaron no ser escuchados ya y pusieron ejemplos recientes como la participación en varios diagnósticos para ambientar el PUI de la Iguaná y la construcción de la vía de 4.1km, sobre la quebrada, la cual se hizo dejando las obras complementarias inconclusas. La Junta Cívica El Pinar (Fuente Clara), la Junta de Acción Comunal de La Cascada y la Alianza Internacional de Habitantes (AIH Medellín) entregaron a las funcionarias de la EDU documentos en este sentido donde dan cuenta de las obras inconclusas del PUI La Iguaná y de otras necesidades de los habitantes de la Comuna 7, para que no se repita la historia del engaño.
Insistimos, haciéndole eco a la voz de los habitantes de la cuenta La Iguaná, en que dentro de los macroproyectos se le debe dar cumplimiento a las obras sociales sin entregar aún y a las demás solicitadas por los representantes comunales.
Debemos tener presente que la famosa “gentrificación” (recolonizar áreas urbanas con renovaciones urbanas que le dan prelación al capital y al negocio privado) produce el incremento artificial del precio del suelo y la especulación de los costos de la vivienda. Nos preguntamos, cómo va a ser el control de estos fenómenos tan graves como la misma corrupción que desangra las arcas públicas, pues estos proyectos ya están disparando el precio de la tierra y las ambiciones del sector inmobiliario.
Esperamos que haya una retribución de los encuentros y que se respete los insumos aportados, los cuales son la herramienta primordial para garantizar el mejoramiento de la calidad de vida de nuestras comunidades y que se continúe con la construcción colectiva teniendo en cuenta la parte humana que es primordial para generar desarrollo humano verdadero. 

LA IMPORTANCIA DE UN
PLAN DE EMERGENCIA FAMILIAR

Por: Stephany Colorado


Los seres humanos formamos parte de la naturaleza y la calidad de nuestra vida depende de todos los seres que comparten este planeta. Debemos cuidar la naturaleza porque de ella depende nuestro bienestar. La naturaleza se encuentra en un proceso permanente de movimiento y transformación.

Se manifiesta de diferentes maneras, por ejemplo, a través de fenómenos naturales de cierta regularidad como la lluvia, los vientos, los temblores de la tierra o el desgaste natural del suelo que produce la erosión. Los terremotos, las inundaciones, los incendios, las erupciones volcánicas, las tormentas tropicales, los tornados, las tormentas eléctricas, los deslizamientos, las sequías, las plagas y los fenómenos llamados “El Niño” y “La Niña” forman parte de la naturaleza, como el sol y la lluvia. Estos fenómenos afectan a casi toda la Tierra.


Por eso debemos preguntarnos:

¿Mi familia sabe cuáles son las amenazas internas y externas de mi casa?
¿Mi familia sabe cuáles son los números  de emergencia?
¿Mi familia conoce  las acciones que se deben tener en algún evento catastrófico (inundación, deslizamiento, vendaval)?

Acciones con la comunidad de Fuente Clara

Debido a los cambios climáticos que se han presentado, la delegada de salud en el Consejo Comunal de Robledo, Sra. ZEIDA CASTAÑEDA, promovió con la comisión de salud del barrio Fuente Clara, una jornada de capacitación con la Junta Defensa Civil Estadio acerca de estos temas tan importantes y vitales para el vecindario; la cual se realizó en la Institución Educativa Camilo Mora Carrasquilla, donde se sensibilizaron a los habitantes del sector sobre los planes de emergencia familiar y se les proveyó de conceptos básicos para este tipo de eventualidades.

Para tener en cuenta en toda circunstancia:

La prevención y mitigación comienzan por:

·         Conocer cuáles son las amenazas y riesgos a los que estamos expuestos en nuestra comunidad.
·         Reunirnos con nuestra familia y los vecinos y hacer planes para reducir esas amenazas y riesgos o evitar que nos hagan daño.
·         Realizar lo que planeamos para reducir nuestra vulnerabilidad. No es suficiente hablar sobre el asunto, hay que tomar acciones.

¡No hay que asustarse, debemos estar preparados!

·         Aprende la historia del lugar donde vives.
·         Los periódicos, la radio y la televisión pueden ayudarte a aprender más sobre los desastres y su prevención.
·         Habla con tu familia, tus amigos y la gente que conoces de qué manera se puede reducir los riesgos en tu comunidad.
·         Prepárate. Reúnete con tu familia para identificar lugares seguros, la familia debe tener un plan de emergencia y prepara con ellos los suministros de emergencia.

Tener un estuche de emergencia alcance de todos

·         Agua: Un galón (3.8 litros) de agua por persona.
·         Alimentos no perecederos
·         Un radio de pilas o cuerda
·         Linterna y pilas de repuesto
·         Botiquín de primeros auxilios
·         Silbato para pedir ayuda
·         Mascarilla o tapabocas
·         Toallas húmedas, bolsa de residuos y precintos plásticos para higiene personal.
·         Mapa del lugar
·         Documentos importantes de cada miembro de la familia (identificación)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenidos sean tus comentarios siempre que tengan una fundamentación que encarne el respeto, la protección, defensa y ejercicio de derechos humanos fundamentales individuales y colectivos.