sábado, 14 de febrero de 2015


}ASAMBLEA COMUNITARIA
Paraje El Pinar, Fuente Clara, El Porvenir y La Cascada

Domingo 22 de Febrero a las 10 de la mañana
(Carpa Sede: Calle 63 No. 96 A 65 Paraje El Pinar)





Para que participen en los temas de discusión acerca de los problemas que nos aquejan como ciudadanos y como habitantes de nuestros barrios; para dialogar sobre las necesidades que tenemos y cómo incidimos para que mejore de verdad nuestra calidad de vida; para brindar el apoyo y la solidaridad de la Alianza Internacional de Habitantes (AIH) para con la Junta Cívica Paraje El Pinar y la Junta de Acción Comunal del Barrio La Cascada, para definir el futuro de esta organización y sus cuadros directivos para el año 2015. ESTAMOS TRABAJANDO POR EL BARRIO Y HAY PUNTOS IMPORTANTES PENDIENTES QUE SOLO CON LA UNIDAD Y LA PARTICIPACIÓN DE TODOS, SERÁ POSIBLE ADELANTAR EXITOSAMENTE. LOS ESPERAMOS PUNTUALES.

¡ POR FIN NOS PAVIMENTAN EL SECTOR ¡ Después de 17 meses de radicar la petición (Radicado 2013-00478595 de Septiembre 27 del 2013), nos pavimentaron la entrada principal y el descanso del Paraje (Ver fotos a la izquierda). No obstante, que agradecemos esta obra a la Secretaría de Infraestructura, si debemos manifestar que es muy típica la laxitud y demora cuando se trata de atender oportunamente las necesidades propias de las comunidades. No es el primer caso, se encuentran pendientes en los anaqueles oficiales varias más, como el tratamiento paisajístico y recuperación del caño La Pajarita y Ambiental del puente peatonal que une a Fuente Clara con El Porvenir y las quebradas La Puerta y La Guagüita con su bella cascada “Los Chorros”, hasta desembocar a La Iguaná.

En contraste, la administración pública corre al galope cuando se trata de favorecer intereses de los grandes políticos, urbanizadores y constructores privados, otorgándoles obras de un día para otro, sin importar el desalojo de porciones importantes de la población (Ver la afectación con enormes cortes verticales sobre las riberas de La Iguaná y el riesgo permanente para sus humildes moradores, con el intercambio vial La 80-Túnel de Occidente). Por eso es necesario asistir a las reuniones puntualmente, apoyar y defender los derechos a vivienda digna y hábitat de la mejor calidad. 

LAS VEEDURÍAS CIUDADANAS, MECANISMO DE PARTICIPACIÓN POPULAR QUE DEBEMOS UTILIZAR. El presidente y secretario de la Junta Cívica, compañeros Mario Barrera y Carlos Cadavid, participaron en el II Seminario Nacional de Veedurías Ciudadanas, convocado por la Personería Municipal de Medellín, el pasado 12 de Noviembre del 2014 y en la capacitación del 11 de Febrero del 2015. Esta participación está regulada por la Ley 850 del 2003 y permite que ciudadanos y organizaciones ejerzamos una vigilancia y control sobre los destinos de los dineros públicos, directamente sobre las obras, sus beneficios y manejo, para contribuir a la erradicación de la corrupción y se empleen en forma correcta y honesta los presupuestos. La Junta Cívica participó con su Secretario en la conformación de la Veeduría al POT y esperamos sea un buen mecanismo de vigilancia y participación.

PROTESTA DE ESTUDIANTES EN IE RAFAEL GARCÍA HERREROS. El pasado viernes 13 de los corrientes, estudiantes de los grados 10 y 11 de esta institución educativa, protestaron airadamente por la supresión del servicio de restaurante para el 2015, propiciada al parecer por el nuevo rector, contra quien también se elevaron otras denuncias. En la reunión dominical informaremos más al respecto, pues estas carencias de falta de alimentación, de laboratorios, de sicóloga y de ampliación, son quejas que nos llegan de las comunidades de nuestra influencia.







SEPAREMOS LAS BASURAS SÓLIDAS Y ORGÁNICAS,
CUIDEMOS EL AMBIENTE ENTERO
Esperamos que se regularice la recolección con los 25 nuevos compactadores a gas los días miércoles y sábados a las 9 de la mañana
---------------------------------------------------


CARTA DE APOYO Y SOLIDARIDAD DE LA ALIANZA INTERNACIONAL DE HABITANTES (AIH)
CON LOS POBLADORES DEL BARRIO LA CASCADA Y SU JUNTA DE ACCIÓN COMUNAL

Solicitud de respeto por los derechos de los habitantes del Barrio La Cascada y en cumplimiento de sus objetivos de solidaridad y apoyo, esta carta fue enviada desde Italia el 9 de Noviembre de 2014 y a su vez radicada en Medellín ante las siguientes autoridades: Dr. ANIBAL GAVIRIA CORREA, Alcalde de Medellín; LEILANI FARHA, Relatora especial de la ONU para el Derecho a la Vivienda Adecuada; Dr. ALEJANDRO ORDÓÑEZ MALDONADO, Procurador General de la Nación; Sr. PROCURADOR GENERAL DE ANTIOQUIA; Dr. RODRIGO ARDILA VARGAS, Personero Municipal de Medellín; Dra. GLORIA ELENA BLANDÓN VELÁSQUEZ; DEFENSORA DEL PUEBLO REGIONAL ANTIOQUIA.

Garantizar una vivienda adecuada y segura cumpliendo la protección y recuperación del barrio La Cascada, Medellín


La Alianza Internacional de Habitantes es una red global de organizaciones comunitarias y urbanas de África, América Latina, Asia y Europa, asimismo colaboramos con la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Vivienda Adecuada en sus misiones y en la elaboración de iniciativas que eviten los desalojos.

Hemos recibidos informaciones muy preocupantes por parte de las organizaciones de habitantes de Medellín, en particular por la Junta de Acción Comunal del Barrio La Cascada (Santa Margarita-Robledo), miembro AIH, sobre la situación de riesgo muy grave padecida por las 110 familias que aún quedan en el sitio, luchando por la defensa del territorio y el respeto por el arraigo. Con este propósito les recordamos que Colombia ha ratificado y por tanto tiene la obligación legal de respetar los Tratados y Convenciones internacionales que reconocen y protegen el derecho a la vivienda, mejorando continuamente las condiciones de existencia, tomando medidas apropiadas para asegurar la efectividad de este derecho y siendo el desalojo sin realojo acordado una violación de:

• La Declaración Universal sobre Derechos Humanos (Art. 25), adoptada y proclamada por la Resolución de la Asamblea General 217 de Naciones Unidas del 10 de diciembre de 1948;
El Pacto Internacional sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) (Art.11), ratificado por Colombia el 29 de Octubre de 1969;
La Convención sobre los Derechos del Niño (Art.27), ratificado por Colombia el 28 de Enero de 1991;
La Convención por la eliminación de la Discriminación contra las Mujeres (Art. 14 y 15), ratificado por Colombia el 19 de Enero de 1982;

Subrayamos que el respeto de esta normatividad internacional, incluso las Observaciones Generales del Comité DESC que son interpretaciones autoritativas del PIDESC del cual Colombia es parte, tiene valor jurídico predominante sobre otras normativas. Por lo tanto todas las instituciones de Colombia están obligadas a respetar, proteger, promover y garantizar estos derechos para toda la población y a rendir cuentas periódicamente a las instancias internacionales sobre las medidas adoptada para garantizar su cumplimiento.

Por estas razones se da plena solidaridad a la lucha de los habitantes y a la Junta de Acción Comunal del barrio La Cascada (Santa Margarita-Robledo), apoyando sus propuestas y solicitando al Municipio de Medellín:

  1. Que emprenda cuanto antes las acciones de protección y recuperación del barrio La Cascada, cumpliendo con las recomendaciones del “Estudio geológico, geotécnico e hidrológico en el Barrio La Cascada de La Ciudad de Medellín” Contrato No. 4600047016 DE 2013, contratado por la Alcaldía Municipal a través del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres, DAGRD, y ejecutado por la empresa INTEINSA.
  2. No a los desalojos y garantizar una vivienda adecuada, si es necesaria la reubicación temporal.
  3. La demolición técnica y segura de las viviendas colapsadas y que es necesario demoler y terminar de demoler, sin costo para sus habitantes.
  4. La repotenciación de las viviendas que lo requieren, a cargo del municipio, mediante el apoyo directo y/o el subsidio de mejoramiento.
  5. Que se abra una mesa de trabajo con la Junta de Acción Comunal del barrio La Cascada, para definir y programar la recuperación del barrio.
  De lo contrario, no dudaremos en informar todas las autoridades internacionales para llevar a cabo las medidas necesarias para cumplir con el respeto de las leyes de protección del derecho a la vivienda.
  Agradecemos mucho su atención a la presente y le solicitamos tenernos informados sobre cualquier acción adoptada en este sentido.

 Ciao en solidaridad
Cesare Ottolini
Coordinador global AIH
Carlos Cadavid V.
Oficina de Medellín AIH


NOTA: El ISVIMED respondió estas peticiones el pasado 10 Enero  y el DAGRD el 6 de Febrero del 2015. Fueron analizadas por el equipo de apoyo de AHÍ Medellín y ambas no responden de fondo ni congruentemente a dichas solicitudes: Nada se dijo sobre lo principal del punto primero, que son las obras recomendadas para salvar el sector y contenidas en el “ESTUDIO GEOLÓGICO, GEOTÉCNICO E HIDROLÓGICO EN EL BARRIO LA CASCADA DE LA CIUDAD DE MEDELLÍN” (Contrato No. 4600047016 de 2013, de la Alcaldía Municipal y el DAGRD, ejecutado por la empresa INTEINSA en diciembre del 2013). Así lo manifestaremos en todas las instancias para que se ejecuten cuanto antes, pues en un año no han hecho nada.

A continuación un resumen de las recomendaciones y sustentación, dadas por este estudio y que son las que debe acometer urgentemente la administración pública (Documento oficial con carácter público):

“ESTUDIO GEOLÓGICO, GEOTÉCNICO E HIDROLÓGICO EN EL BARRIO LA CASCADA DE LA CIUDAD DE MEDELLÍN” (Contrato No. 4600047016 de 2013, de la Alcaldía Municipal y el DAGRD, ejecutado por la empresa INTEINSA en diciembre del 2013)

11. CONCLUSIONES

En el sitio conocido como la Cascada, se llevaron a cabo diversas actividades y análisis con el fin
de identificar plenamente los factores ambientales y inotrópicos que influyen en la problemática. Se realizaron análisis geológicos, geotécnicos,  multitemporales, hidrológicos, hidráulicos y estructurales en el sector; de cada uno de estos, se extraen hallazgos y condiciones particulares las cuales se sintetizan a continuación:

En la zona objeto de estudio, se presenta un proceso morfodinámico complejo el cual se reactiva en los últimos 10 años aproximadamente, dicho movimiento presenta una baja velocidad, la cual aumenta significativamente en años lluviosos como el 2008 y 2011, condición que propicia permanentes daños en las viviendas e infraestructura presente en el sitio, dentro de los daños generados por la problemática resaltan daños en vías, redes y viviendas.
 
Todas las vías del barrio evidencian la actividad del proceso presente en la zona, este movimiento también ha propiciado permanentes daños en la red de servicios públicos del sector, los cuales han sido reparados en varias ocasiones, actualmente no se reportan daños en las redes ya que fueron reparadas recientemente por EPM. La actividad del proceso es también evidenciada por el estado actual de las viviendas, las cuales muestran claramente insuficiencias constructivas en conjunto con la complejidad del movimiento de la masa activa.

Hasta la fecha, 111 viviendas tienen orden de evacuación dadas las condiciones estructurales de las mismas, las demás están bajo permanente seguimiento.

En el sitio, se ejecutaron perforaciones con taladro rotatorio, líneas geoelectricas, apiques, trincheras y recorridos con el fin de identificar formaciones superficiales, procesos e identificar la posición del nivel freático. Como resultado de toda la campaña de exploración y recorridos, se identificaron depósitos tipo flujo de lodos y flujo de escombros a lo largo de la vertiente, en profundidad, aflora la roca del sector, la cual es clasificada como una Cornubiana (Nivel IIA), sin embargo, se debe aclarar que posiblemente en la zona exista un contacto lo cual propicie la existencia de varias litologías en menor cuantía. Se observa la presencia de niveles freáticos relativamente superficiales, en la parte alta, es posible detectarlo entre los 2 y 5 m de profundidad, mientras que en la parte media baja es posible detectarlo entre los 1.5 m y los 6 m de profundidad. Dentro de los agentes que contribuyen a encrudecer la problemática resalta la interacción entre el depósito de vertiente (Tipo flujo de lodos) y los niveles freáticos superficiales, los cuales facilitan que la masa activa se desplace periódicamente.

La quebrada La Cascada cuenta con múltiples proceso s a lo largo de la margen izquierda de la misma (ver Figura 5), los cuales da n evidencia de la actividad de la vertiente y el trabajo de la quebrada misma en estas márgenes, nótese los bloques de tamaño métrico que alcanza a desplazar la quebrada en avenidas torrenciales. Durante aguaceros de gran intensidad, y sobre todo en temporadas invernales importantes, la quebrada suele desbordarse, generando inundaciones de las viviendas de la parte baja. Cabe resaltar también que en la zona se han construido protecciones en concreto ciclópeo y piedra pegada en un afán de proteger a las viviendas de la parte baja; sin embargo, para lluvias de gran intensidad estas obras pueden ser insuficientes. De los recorridos realizados en el sitio, se observa que el cauce de la quebrada corre sobre el depósito de flujo de lodos y escombros del sector, estrato que se caracterizar por contar con una matriz limo arenosa erodable, la cual contribuye a propiciar fenómenos de socavación lateral y de fondo del cauce.

Adicionalmente, por las condiciones geológicas de los materiales se propician infiltraciones desde estos cuerpos de agua hacia la zona afectada, particularidad que propicia la presencia de niveles freáticos superficiales (profundidades entre 1.5 y 6 m).

Considerando la instrumentación instalada en el sitio en conjunto con los reportes que suministra la comunidad, se puede afirmar que las adecuaciones realizadas a la quebrada Chagualón contribuyeron a estabilizar superficialmente la vertiente en las inmediaciones a las obras. Resalta también la ausencia de mantenimiento del cauce, ya que se observa gran cantidad de bloques de roca los cuales influencian la dinámica y el comportamiento del flujo aguas abajo de las obras Finalmente, considerando los hallazgos y antecedentes de la zona, se pueden enunciar los factores detonantes de la problemática del sector y sus viviendas:

•Presencia de procesos morfodinámicos antiguos inactivos •Condiciones geológicas y geotécnicas desfavorables de los depósitos de vertiente presentes en el sector •Niveles freáticos superficiales alimentados por las quebradas •Procesos de socavación lateral y de fondo de las quebradas Chagualón y La Cascada.

•Fenómenos meteorológicos, cambio en el régimen de lluvias, intensidad, frecuencia, periodo de retorno, etc.
•Pobres procesos constructivos en las viviendas, inadecuados sistemas estructurales
•Cimentación insuficiente
•Viviendas emplazadas en zonas de retiro

De la comparación entre la cartografía de 1998 y el levantamiento topográfico del
2013 se identifican varios cambios importantes como sigue:

• Aumento en la densidad poblacional, es decir se observa un aumento en el
número de lotes urbanizados en el sitio, resalta que en la parte inferior de la zona objeto de estudio, exactamente en la confluencia entre las quebradas hay un mayor número de viviendas (estructuras que se encuentran emplazadas en zonas de retiro de las quebradas). Se observa la presencia de viviendas en los retiros de la quebrada Chagualón. Por otro lado, en la quebrada la Cascada se observan pequeñas intervenciones en el cauce, las cuales han propiciado que el eje del cauce se desplace levemente hacia la margen izquierda del mismo, ocasionando la ocurrencia de procesos en esta margen, dicho desplazamiento posiblemente es propiciado por llenos antrópicos realizados por la comunidad y/o propietarios de lotes en un afán por ampliar sus propiedades y lotes.

•Se observa la ampliación de la antigua Vía al Mar,la cual implicó cortes de hasta 3 m en la vertiente original, se identifica también la presencia de los muros de contención en la vía que conduce hacia el municipio de San Cristóbal. Se observa también la presencia de un canal tipo ronda de coronación en la parte alta del muro que se construyó para la ampliación de la vía

•Con respecto a la cartografía de 1998, se identifica un incremento importante de procesos, sobre todo en la margen izquierda de la quebrada la Cascada.
•La quebrada Chagualón presenta una rectificación del cauce con respecto al cauce que se observa en 1998, se identifican cambios abruptos de alineamiento y ángulos cerrados sobre todo en la parte baja de la quebrada.

•En la parte alta de la vertiente, no se identifican fácilmente cambios en el alineamiento de las quebradas, razón por la cual seinfiere que en esta zona los afluentes no han sufrido cambios significativos en el trazado.

•Se aprecia la presencia de un escarpe superficial en el talud superior de la vía, sobre todo en inmediaciones a la margen izquierda de la quebrada chagualón en la parte donde cruza la vía, de acuerdo a los recorridos realizados en el sitio, se atribuye este escarpe al corte realizado para la construcción del muro.

De acuerdo al seguimiento que se realiza en el sitio se considera que dicho escarpe está inactivo y no implica una amenaza parala infraestructura y la comunidad.

• La zona de baja pendiente identificada en la parte alta de la vertiente, exactamente por encima del muro de contención de la vía, persiste en el levantamiento topográfico del 2013; esta zona se caracteriza por estar emplazada en un cambio abrupto de pendiente dentro de la vertiente, razón por la cual se infiere que esta zona corresponde a una zona de infiltración y recarga de aguas de escorrentía.

• No se observan cambios geomorfológicos importantes en las áreas pobladas del barrio. Al comparar secciones transversales, no se identifican cambios significativos en la vertiente. Como complemento al análisis de cartografías, se revisaron las imágenes satelitales que se tienen de la zona a partir del año 2001 (Ver Figura 8 a Figura 12). De la revisión de imágenes satelitales, se observa lo siguiente:

• Para el año 2001, se nota que la mayoría de los lotes del barrio están urbanizados, no se aprecian procesos latentes en la vertiente, ni en la parte alta. Nótese que la parte alta de la vertiente, está libre de intervenciones y/o procesos, los cuales den indicios de inestabilidad, nótese también que en la parte alta el desarrollo urbanístico es mínimo, y el uso del suelo al parecer obedece a pastizales. Los cauces de las quebradas están bien definidos.

• Para el año 2005 y 2006, se mantiene el comportamiento urbanístico anteriormente citado, sin embargo, en la parte alta de ladera se identifican intervenciones antrópicas como la construcción de vías; en la parte media baja de la vertiente no hay deforestación ni intervenciones de este tipo. Los cauces no presentan cambios importantes.

• En el año 2008, resalta la intervención y urbanización que sufre toda la parte alta de la vertiente y el gran número de urbanizaciones que se emplazan en inmediaciones de las cuencas de las quebradas Chagualón y La Cascada.

Resalta también el cambio drástico en el uso del suelo, el cual pasó de pastizales a viviendas.

• Finalmente, para el año 2012, se observa una fuerte urbanización de la vertiente alta de la zona de estudio, en esta se aprecia un número importante de urbanizaciones en las inmediaciones a las cuencas de las quebradas Chagualón y La Cascada; la deforestación realizada para la construcción de todas estas urbanizaciones es notoria.

• A lo largo del periodo comprendido entre el 2001 y el 2012, la zona objeto de estudio no sufre cambios geomorfológicos significativos, sin embargo es cierto que se presentan movimientos del terreno, los cuales evidencian actividad morfodinámica de la vertiente y reactivación de antiguos procesos o eventos.

La intervención de las inmediaciones a las cuencas de los afluentes del sector, el crecimiento urbanístico, el cambio en el uso del suelo en la parte alta de la vertiente y condiciones atmosféricas adversas en conjunto con periodos de lluvias inusuales atípicas constituyen una serie defactores que aportan a la problemática que actualmente afecta el barrio La Cascada. Desde el punto de vista Hidrológico - Hidráulico, se infiere un aumento en los caudales de los afluentes, particularidad que contribuye a encrudecer los procesos de socavación e incisión que actualmente sufren las quebradas Chagualón y La Cascada.

A partir del modelo geológico/geotécnico del sector, se corrieron modelos de estabilidad en la zona, a partir de los resultados de estos análisis, se identificaron superficies de falla críticas comprometiendo principalmente el depósito de flujo de lodos del sector, dichas fallas normalmente se encuentran por debajo de la antigua Vía al Mar comprometiendo gran parte de las viviendas. Si se comparan las superficies de falla teóricas con las reportadas por la instrumentación en el sitio es posible identificar una gran similitud en cuanto a la geometría y tendencia de las mismas. Se concluye entonces que la zona es activa, que posiblemente la problemática no corresponde a una gran masa o bloque que se mueve, sino que existen por lo menos tres cuerpos, cada uno con una profundidad y velocidad de movimiento específica, los cuales deben ser tratados independientemente.

Las condiciones hidrológicas, hidráulicas, geologías y geotécnicas de la quebrada la Cascada favorecen la permanente incisión y socavación del cauce de la misma, esta particularidad propicia que en la zona se generen permanentes movimientos en la parte baja los cuales contribuyen a desconfinar la vertiente condicionando movimientos remontantes en la ladera. El aumento de la densidad poblacional en la parte alta de la cuenca, intervenciones antrópicas de los drenajes, condiciones climáticas adversas y periodos prolongados de lluvias intensas son algunos de los factores que aportan a esta problemática.

Si se observa el comportamiento de la quebrada Chagualón antes y después de ser intervenida, es posible apreciar la influencia de las obras en la estabilidad de las márgenes de la quebrada y sobre todo de las viviendas aledañas a estas, este comportamiento, es corroborado a partir de la instrumentación instalada en inmediaciones a este afluente, en el cual no se reportan movimientos, lo cual simboliza que por lo menos superficialmente la vertiente es estable.

En el barrio la Cascada todas las estructuras presentes carecen de un sistema estructural idóneo y sismo resistente el cual garantice el adecuado comportamiento de la estructura ante un eventual movimiento del terreno o sismo, por esta razón gran parte de las viviendas con menores afectaciones son clasificadas con vulnerabilidad moderada. En general, en la zona se evidencian procesos constructivos artesanales, carentes de rigurosidad y especificaciones técnicas a la luz de lo que exige la NSR-10 (las estructuras cumplen parcialmente con estas exigencias), sin embargo, los levantamientos estructurales muestran que por lo menos para las viviendas de vulnerabilidad moderada no existe riesgo de colapso y/o falla por lo menos bajo cargas estáticas como el peso propio, se aclara que de persistir o activarse el movimiento de la masa activa, viviendas que actualmente no presentan problemas pueden llegar a presentarlos comprometiendo así la estabilidad de las mismas. De todas las viviendas visitadas, estas son las que están en mejor estado.

Fisuras, grietas, abombamientos, separaciones, asentamientos, daños en muros no estructurales, fisuras en diagonal, horizontales y/o verticales son algunas de las patologías que presentan las viviendas que fueron clasificadas con vulnerabilidad severa. En este grupo se incluyen todas aquellas viviendas con daños importantes en miembros no cargueros, por lo que se puede garantizar la estabilidad de la vivienda a corto plazo (2 a 3 años) bajo cargas estáticas únicamente; se incluye también en esta categoría todas aquellas edificaciones emplazadas en zonas de retiro de quebradas (a nivel o por debajo del cauce), con daños estructurales moderados. Este grupo de viviendas, con los respectivos arreglos, la reparación de muros y/o recimentación de las mismas se pueden recuperar a un nivel de vulnerabilidad moderada, claro está con intervenciones complejas desde el punto de vista técnico y costosas desde el económico. Al igual que las viviendas de vulnerabilidad moderada, son susceptibles a sufrir grandes daños incluso el colapso de presentarse un movimiento del terreno o un sismo.

Grietas en diagonal, escalonadas, basculamiento de miembros estructurales, separación de miembros, colapso de muros de cerramiento, deformaciones excesivas en miembros estructurales, losas, vigas, muros y/o columnas agrietadas y/o asentamientos pronunciados son algunas de las patologías detectadas en las viviendas con vulnerabilidad Muy Severa. En la mayoría de los casos, estas viviendas han sido evacuadas, sin embargo se aprecia que aún hay viviendas habitadas. Desde el punto de vista técnico, corresponden a estructuras con daños extremos, en donde no se garantiza la estabilidad a corto plazo incluso bajo su peso propio. Estas viviendas implican un alto riesgo para las estructuras aledañas a estas, sobre todo si comparten muros divisorios, ya que se puede generar un efecto dominó al momento de la demolición, por esta razón dicha demolición se debe realizar con personal y equipo idóneo, teniendo la precaución de no afectar las estructuras vecinas en el proceso.

Para mejorar las condiciones de estabilidad es necesario intervenir lo antes posible las fuentes de inestabilidad y los factores detonantes de la problemática, adicionalmente, por la extensión y complejidad de la problemática, se propone una intervención por etapas tal como se describe en la descripción de las Obras, para garantizar un adecuado comportamiento y efectividad de las mismas, es fundamental complementar la instrumentación existente en el sitio con inclinómetros y piezómetros distribuidos en zonas no instrumentadas de la vertiente, además de acuerdo a los resultados de la misma, se decide o no la construcción de la segunda etapa de la intervención , la cual implica la construcción de las pantallas drenantes anteriormente descritas.

Finalmente y como complemento a los diseños, se realizaron análisis de capacidad portante y asentamientos para viviendas de 1, 2 y 3 niveles, dichos análisis, tenían como finalidad dar un estimativo del costo de la cimentación de tales estructuras (Ver anexos-Cantidades de obra).

Los resultados más relevantes se detallan a continuación:

• Dado que para los análisis de capacidad portante no se contaba con modelos estructurales detallados de las viviendas, se decidió trabajar con áreas aferentes de 25m2 /columna, carga viva de 0.18Ton/m 2 y carga muerta de 1.20  Ton/m 2, generando una carga equivalente por columna de 34 .5 Ton/Nivel.

• No se consideran momentos en a nivel de fundación, ya que no se tienen las combinaciones de viento y sismo para las estructuras, es decir, se hacen análisis únicamente para carga vertical, de hecho, se debe realizar un análisis estructural detallado de acuerdo a lo que la NSR10 exige y con estos resultados, se deben validar los resultados acá consignados.

• Para viviendas de 1 y 2 niveles, se encontró que bajo carga vertical, emplear zapatas cuadradas de 1.5m, desplantadas 1.5m garantizarían un adecuado comportamiento, sin embargo, es importante validar este comportamiento considerando momentos en dos direcciones.
• El comportamiento de las zapatas se garantiza solo si existe un abatimiento importante de los niveles freáticos del sector y si se restringen los desplazamientos laterales de la vertiente.

• Para las zapatas, se esperan asentamientos de 5.5c m en la mayoría de los  casos, sin embargo, pueden presentarse zonas débiles en donde estos pueden llegar a ser de hasta 11cm, por esta razón y para evitar malentendidos, es fundamental acometer estudios puntuales en lotes urbanizables tal como lo exige la NSR10, los cuales deben estar enfocados al diseño de la fundación de la edificación.

• Se debe considerar dentro de los diseños estructurales, la necesidad de emplear vigas de amarre dentro de la cimentación, siendo estas concebidas para atender los asentamientos diferenciales y evitar así daños en la mampostería de la vivienda.

• Para viviendas de tres niveles (carga por columna de 103.5Ton); es necesario emplear pilas de fundación de por lo menos 1.20m de diámetro y cuya profundidad oscila entre los 5 m y 10 m dependiendo de la zona donde este emplazada la vivienda. En este caso es fundamental garantizar que todas las pilas sin excepción queden empotradas por lo menos tres diámetros dentro del flujo de escombros del sector (70%fragementos y 30% matriz).

• Finalmente, se aclara que para estos cálculos, se consideró que la cimentación
únicamente trabajará ante cargas verticales, es decir, de no existir un abatimiento de los niveles freáticos en conjunto con una contención lateral de la masa activa no se garantiza el adecuado comportamiento de la fundación. 


miércoles, 11 de febrero de 2015

CARTA DE APOYO Y SOLIDARIDAD DE LA ALIANZA INTERNACIONAL DE HABITANTES (AIH)
AL BARRIO LA CASCADA Y SU JUNTA DE ACCIÓN COMUNAL

Equipo de apoyo Alianza Internacional de Habitantes (AIH), Seccional Medellín: Urbanitas Vox (Maria Eugenia y Juan Esteban), JAC La Cascada (Maria Isabel) y Junta Cívica Paraje El Pinar - Fuente Clara (Mario Barrera y Carlos Cadavid). Reunión de Análisis de caso La Cascada.

a 9 de Noviembre de 2014
Para:
Dr. ANIBAL GAVIRIA CORREA
Alcalde de Medellín
Calle 44 N 52 – 165 Centro Administrativo la Alpujarra
Medellín, Colombia
cc:
LEILANI FARHA
Relatora Especial de la ONU para el Derecho a la Vivienda Adecuada
Ginebra, Suiza
srhousing@onchr.org
Dr. ALEJANDRO ORDÓÑEZ MALDONADO
Procurador General de la Nación
Carrera 5ª No. 15 – 60
quejas@procuraduria.gov.co
Bogotá, Colombia
Sr. PROCURADOR GENERAL DE ANTIOQUIA
Cra. 56 A No. 49A-30
regional.antioquia@procuraduria.gov.co
Medellín, Colombia
Dr. RODRIGO ARDILA VARGAS
Personero Municipal de Medellín
Centro Cultural Plaza la Libertad Carrera 53A No 42 – 101
Medellín, Colombia.
info@personeriamedellin.gov.co
Dra. GLORIA ELENA BLANDÓN VELÁSQUEZ
DEFENSORA DEL PUEBLO REGIONAL ANTIOQUIA
Carrera 49 No.49-24 Edificio Bancomercio
Medellín, Antioquia
defensoria@defensoria.org.co

Garantizar una vivienda adecuada y segura cumpliendo la protección y recuperación del barrio
La Cascada, Medellín

Estimado,


La Alianza Internacional de Habitantes es una red global de organizaciones comunitarias y urbanas de

África, América Latina, Asia y Europa, asimismo colaboramos con la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Vivienda Adecuada en sus misiones y en la elaboración de iniciativas que eviten los desalojos.

Hemos recibidos informaciones muy preocupantes por parte de las organizaciones de habitantes de Medellín, en particular por la Junta de Acción Comunal del Barrio La Cascada (Santa Margarita-Robledo), miembro AIH, sobre la situación de riesgo muy grave padecida por las 110 familias que aún quedan en el sitio, luchando por la defensa del territorio y el respeto por el arraigo.

Con este propósito les recordamos que Colombia ha ratificado y por tanto tiene la obligación legal de respetar los Tratados y Convenciones internacionales que reconocen y protegen el derecho a la vivienda, mejorando continuamente las condiciones de existencia, tomando medidas apropiadas para asegurar la efectividad de este derecho y siendo el desalojo sin realojo acordado una violación de:

• la Declaración Universal sobre Derechos Humanos (Art. 25), adoptada y proclamada por la Resolución de la Asamblea General 217 de Naciones Unidas del 10 de diciembre de 1948;
• el Pacto Internacional sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) (Art.11), ratificado por Colombia el 29 de Octubre de 1969;
• la Convención sobre los Derechos del Niño (Art.27), ratificado por Colombia el 28 de Enero de 1991;
• la Convención por la eliminación de la Discriminación contra las Mujeres (Art. 14 y 15), ratificado por Colombia el 19 de Enero de 1982;

Subrayamos que el respeto de esta normatividad internacional, incluso las Observaciones Generales del Comité DESC que son interpretaciones autoritativas del PIDESC del cual Colombia es parte, tiene valor jurídico predominante sobre otras normativas.

Por lo tanto todas las instituciones de Colombia están obligadas a respetar, proteger, promover y garantizar estos derechos para toda la población y a rendir cuentas periódicamente a las instancias internacionales sobre las medidas adoptada para garantizar su cumplimiento.

Por estas razones se da plena solidaridad a la lucha de los habitantes y a la Junta de Acción Comunal del barrio La Cascada (Santa Margarita-Robledo), apoyando sus propuestas y solicitando al Municipio de Medellín: 

1. Que emprenda cuanto antes las acciones de protección y recuperación del barrio La Cascada, cumpliendo con las recomendaciones del “Estudio geologico, geotecnico e hidrologico en el Barrio La Cascada de La Ciudad de Medellin” Contrato No. 4600047016 DE 2013, contratado por la Alcaldía Municipal a través del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres, DAGRD, y ejecutado por la empresa INTEINSA.
2. No a los desalojos y garantizar una vivienda adecuada, si es necesaria la reubicación temporal. 
3. La demolición técnica y segura de las viviendas colapsadas y que es necesario demoler y terminar de demoler, sin costo para sus habitantes.
4. La repotenciación de las viviendas que lo requieren, a cargo del municipio, mediante el apoyo directo y/o el subsidio de mejoramiento.
5. Que se abra una mesa de trabajo con la Junta de Acción Comunal del barrio La Cascada, para definir y programar la recuperación del barrio.

De lo contrario, no dudaremos en informar todas las autoridades internacionales para llevar a cabo las medidas necesarias para cumplir con el respeto de las leyes de protección del derecho a la vivienda.

Agradecemos mucho su atención a la presente y le solicitamos tenernos informados sobre cualquier acción adoptada en este sentido.

Ciao en solidaridad
Cesare Ottolini

Coordinador global AIH